Melena de León

Memoria
Crecimiento neuronal
Longevidad
Cómo funciona
  • Mejora la memoria y el aprendizaje
  • Estimula la síntesis del factor de crecimiento nervioso
  • Reduce el daño en los nervios debido al envejecimiento
Dosis
  • Entre 500 - 3000 mg por día

La Melena de León es un antiguo hongo medicinal chino que es reconocido universalmente como un suplemento que brinda una amplia gama de beneficios.

Sus cualidades neuroprotectoras comprobadas, su capacidad para estimular la producción del factor de crecimiento nervioso (FCN) y su potencial en la mejora cognitiva‍ y de alivio de la depresión y la ansiedad‍ hacen de la Melena de León uno de los nootrópicos naturales más populares y prometedores.

Utilizado durante siglos como tratamiento tónico y de salud general, el hongo Melena de León (también conocido como Hericium Erinaceus, Yamabushitake o Satyr’s Beard) es originario de China, Japón, América del Norte y Europa. Aunque tradicionalmente se prescribió como un restaurador, su efecto en el cerebro siempre ha sido reconocido, y los médicos antiguos lo utilizaban para tratar lo que ahora describiríamos como enfermedades neurodegenerativas.

La investigación moderna ha descubierto que el extracto de Melena de León aumenta la producción del factor de crecimiento nervioso (FCN). FCN es una proteína que, en el cerebro, desempeña un papel fundamental en la supervivencia y función de las neuronas responsables de la atención, la excitación, la motivación, la memoria y la conciencia.‍ Se ha demostrado que mejores niveles de FCN mejoran la memoria y el aprendizaje.‍

Los estudios también sugieren que la Melena de León es un poderoso neuroprotector que podría ser útil en el tratamiento de una variedad de afecciones como daño hepático, la obesidad e incluso algunos tipos de cáncer.

Beneficios y efectos de la Melena de León

Neurogénesis, neuroprotección y factor de crecimiento nervioso

Uno de los aspectos más emocionantes de la Melena de León es que aumenta significativamente los niveles del factor de crecimiento nervioso (FCN), un tipo específico de proteína cerebral que desempeña un papel esencial en la plasticidad cerebral, el aprendizaje y la memoria.

Los niveles altos de FCN se asocian con una salud, función y resiliencia óptimas del cerebro. El FCN protege las neuronas existentes y también es clave para la neurogénesis, o la regeneración de las conexiones neuronales afectadas por la edad, las lesiones o las enfermedades.

La investigación confirma que la Melena de León es un poderoso neuroprotector. En un notable estudio japonés, se alimentó a los ratones con una dieta que contenía tanto Melena de León como un péptido conocido que creaba problemas de aprendizaje y de memoria. La Melena de León impidió con éxito las alteraciones cognitivas y la disfunción que normalmente produce el péptido, un resultado que los investigadores atribuyeron al aumento del FCN.

La Melena de León también ha demostrado importantes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, las cuales se suman a su capacidad neuroprotectora.

Memoria y función cerebral mejoradas

Aunque solo hay un estudio documentado sobre cómo la Melena de León afecta el aprendizaje y la memoria en los humanos, los resultados sugieren que tiene un potencial real como potenciador cognitivo.

En un ensayo clínico japonés de 2009, adultos sanos con deterioro cognitivo leve recibieron 3 g por día de extracto de Melena de León durante 16 semanas. Los participantes fueron evaluados durante todo el ensayo. Sus puntuaciones de función cognitiva aumentaron con cada prueba, pero se redujeron cuando finalizó la suplementación.

Los estudios en animales también respaldan las afirmaciones sobre la capacidad del suplemento para mejorar la memoria y la cognición en sujetos sanos. Los ratones sanos que recibieron Melena de León como suplemento dietético mostraron una mejora significativa en la memoria de reconocimiento tanto espacial como visual.

Los resultados de estos y otros estudios similares sugieren que el hongo Melena de León puede tener potencial como suplemento de mejora cognitiva para individuos sanos, así como para el tratamiento del Alzheimer y otros trastornos neurológicos.

Reduce la depresión y la ansiedad

La Melena de León puede ayudar a mejorar la depresión y los síntomas de ansiedad.

En un estudio japonés de 2010 con 30 mujeres, a la mitad de las participantes se les dio Melena de León y la otra mitad recibió un placebo durante 4 semanas. Las pruebas al final del ensayo indicaron que las mujeres que recibieron Melena de León tenían mejor calidad de sueño y significativamente menos síntomas de ansiedad y depresión que las que habían tomado el placebo.

Aunque este es el único estudio humano documentado sobre cómo la Melena de León afecta la depresión y la ansiedad, las pruebas en animales tuvieron resultados similares. En un estudio de 2015, los ratones a los que se les administró extracto de Melena de León mostraron menos comportamientos depresivos y mostraron marcadores de sangre indicativos de una depresión más baja que los ratones que no habían sido suplementados con Melena de León.‍

Tanto en estudios en humanos como en animales, los investigadores atribuyeron principalmente la reducción de la depresión y la ansiedad a los efectos antiinflamatorios de la Melena de León.

Otros beneficios para la salud

El uso más tradicional de la Melena de León en la medicina china es para tratar problemas estomacales, y estudios recientes han apoyado sus efectos gastroprotectores.

La Melena de León puede ser útil en el tratamiento de la obesidad. Los estudios en animales muestran que tiene un efecto antiobesidad porque disminuye la capacidad de absorción de los lípidos.

Puede ser beneficioso también en el tratamiento o prevención de problemas cardiovasculares. Un extracto de etanol de Melena de León mejoró el metabolismo de los lípidos en ratones alimentados con una dieta rica en grasas, y también se demostró que previene la agregación de plaquetas en la sangre, que está asociada con la trombosis‍.

¿Cómo funciona la Melena de León?

Los mecanismos de acción de la Melena de León son bastante diferentes de los de otros nootrópicos.

Mientras que los racetams y otros nootrópicos sintéticos funcionan mediante la modulación de la producción de varios neurotransmisores, la Melena de León aumenta la cantidad de factor de crecimiento nervioso (FCN) en el cerebro.

FCN es una neurotrofina, una pequeña proteína secretada que es esencial para el crecimiento, mantenimiento, proliferación y supervivencia de las neuronas.

Identificado por primera vez en la década de 1950, el FCN ha sido ampliamente estudiado y se ha demostrado que es uno de los bloques de construcción primarios de la salud cerebral y la neuroplasticidad.

La presencia de suficiente FCN mejora la cognición al estimular el crecimiento y la ramificación de los axones, largas extensiones de células nerviosas similares a hilos a lo largo de las cuales se llevan a cabo los impulsos. Cuantos más axones existan y mejor sea su salud, más rápido y eficientemente se podrán transmitir los impulsos y mejor será la cognición y la función cerebral en general.

La insuficiencia de FCN altera la cognición al conducir a la descomposición neuronal y a la muerte final de las células nerviosas, y existe una evidencia creciente de que los niveles bajos de FCN están asociados con trastornos neurológicos como el Alzheimer.

El FCN también mejora la cognición al promover la mielinización, el desarrollo de la vaina de lípidos / proteínas que encierra y protege los axones.‍ La mielina actúa como un aislante eléctrico, aumentando la velocidad a la que los impulsos viajan a lo largo de los axones. También sienta las bases para la reparación y el recrecimiento de los axones cortados o dañados, proporcionando una pista a lo largo de la cual puede producirse el recrecimiento.

Los componentes activos en la Melena de León que son responsables de estimular el FCN son los llamados erinacines y hericenones, pequeñas moléculas que pueden atravesar fácilmente la barrera hematoencefálica.

A diferencia de la mayoría de los nootrópicos modernos, la Melena de León no produce efectos notorios de inmediato y debe tomarse durante un mínimo de varias semanas para experimentar sus beneficios.

Dosis recomendada de Melena de León

Las recomendaciones de dosis típicas varían de 500 a 3000 mg por día.

Debido a que los estudios en humanos sobre Melena de León son limitados, no se ha determinado un estándar de dosificación óptimo. Los participantes en el estudio japonés sobre cognición recibieron un total acumulado de 3,000 mg diarios de extracto puro de Melena de León al 96%, administrados en 3 dosis orales. Esta cantidad pareció ser efectiva y bien tolerada por los participantes de la investigación, sin que se observaran efectos secundarios adversos.

Las preparaciones comerciales de Melena de León varían considerablemente en fuerza, pureza y composición, lo que hace imposible identificar una dosis óptima. La cantidad necesaria para experimentar sus beneficios depende en gran medida de la potencia del extracto, así que siga las instrucciones en la etiqueta del producto.

Combinaciones con Melena de León

La Melena de León es muy efectiva por sí sola, pero también puede combinarse con otros suplementos para obtener resultados aún mayores.

Los beneficios más deseables de la Melena de León se encuentran en la suplementación a largo plazo (de varias semanas a meses) que resulta en mejoras duraderas para la función cerebral.

Algunos de los suplementos que mejor complementan a la Melena de León incluyen la uridina y el aceite de pescado, que protegen las membranas celulares; el zinc, que regula la función sináptica; y ALCAR o Acetil-L-Carnitina, que reduce la muerte de las células cerebrales.

Otras posibles adiciones a la combinación de Melena de León serían Pregnenolone o P5, que estimula la producción de nuevas neuronas, y melatonina, que reduce la muerte neuronal.

Como combinación de nootrópicos recomendamos Mind Lab Pro, el cual contiene una combinación de 11 suplementos de mejora cognitiva, incluida la Melena de León, diseñados para optimizar una amplia gama de funciones cognitivas.

La estrategia de Mind Lab Pro apunta a todos los aspectos de la memoria, el rendimiento mental, la resistencia, el estado de ánimo, el estrés, y la reparación y mantenimiento del cerebro. Su combinación de nootrópicos está diseñada para afectar la energía cerebral, los neurotransmisores, el flujo sanguíneo cerebral, las ondas cerebrales, la neuroprotección y la regeneración.

Puedes ver nuestra completa revisión de Mind Lab Pro aquí.

Efectos secundarios de la Melena de León

La Melena de León parece ser bien tolerada y asociada con muy pocos efectos secundarios. En ensayos con animales, no se observaron signos de toxicidad, incluso a dosis muy altas de hasta 5 g/kg.

El efecto secundario más frecuente es la sensación de picazón en la piel, que puede explicarse por un aumento en los niveles de factor de crecimiento nervioso.

¿Dónde comprar Melena de León?

Conclusiones

La Melena de León es un nootrópico natural único y excepcionalmente prometedor, el cual ha demostrado que mejora la salud cerebral, la cognición y protege al cerebro contra lesiones, enfermedades y los efectos del envejecimiento.

Aunque no tiene efectos inmediatos, puede ser un suplemento altamente beneficioso que merece la pena para cualquiera que desee mejoras reales y duraderas en la memoria y la función cerebral en general.